Todos los que en su día habéis inaugurado un blog sabréis que no es fácil escoger la primera entrada, un texto que sirva de presentación y declaración de intenciones. La manera de quitar trascendencia al momento es pensar que esto no es el inicio de nada, tan solo un cambio.